Participa el Auditor Superior del Estado en el Foro Internacional Mejores Prácticas en Materia de Fiscalización
15 marzo, 2019
Reconoce la ASE al Ejecutivo por el impulso a la rendición de cuentas y el combate a la corrupción en estos primeros 100 días de gobierno
20 marzo, 2019
Ver Todo

Ciudad de México.- Con 328 votos la Cámara de Diputados aprobó en lo general reformas constitucionales en materia de consulta popular y revocación de mandato, con la advertencia de la oposición de que éstas abrirán la puerta a la reelección y volverán a generar el “efecto López Obrador” en las elecciones intermedias de 2021, es decir, habrá votación en cascada en pro de Morena

El dictamen presentado fue aprobado por Morena y sus aliados pero con 153 votos en contra y dos abstenciones, sin atender una docena de propuestas de cambio planteadas por PAN, PRI, PRD y MC, quienes por ello desplegaron diferentes formas de protesta: pancartas con la figura de Francisco I. Madero y su lema “sufragio efectivo, no reelección”, mantas y carteles con la leyenda “revocación de mandato, prerrogativa ciudadana, no de gobernantes”.

Iniciaría la discusión en lo particular, pues existen al menos 44 reservas presentadas por los grupos parlamentarios.

Conforme a lo aprobado, la consulta de revocación de mandato será simultánea a las elecciones intermedias para renovar a la Cámara de Diputados, por lo que sólo porque el presidente López Obrador llame a votar, “cargará” a los candidatos de Morena y les dará votos, alertaron el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento Ciudadano (MC).

La consulta de revocación de mandato podrá ser convocada por el presidente —único país del mundo en que el Ejecutivo podrá hacerlo, alerto la oposición—, 33% de alguna de las cámaras del Congreso, o 3 % de los ciudadanos en Lista Nominal de Electores (LNE), es decir, más de 2.7 millones de electores.

Además el resultado será vinculante si participan en el proceso revocatorio 34% de la LNE, es decir 34.8 millones de electores. Aunque el porcentaje para que sea vinculante este ejercicio Morena propone reducirlo a 25 % y será parte de la discusión en lo particular.

Por ello la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, advirtió que el nuevo lema del presidente López Obrador es “el pueblo pone y el pueblo quita pero mientras el presidente quiera”, pues será más fácil crear un nuevo partido o ser candidato independiente a la presidencia, (para lo que se requieren cerca de 300 mil y un millón de firmas, respectivamente) que convocar a un proceso de revocación.

Además, dado que el nuevo artículo 83 de la Constitución establece que el proceso de revocación de mandato del presidente “tiene como objeto que la ciudadanía decida la permanencia del titular del Poder Ejecutivo”, eso revela el intento de reelección, acusaron los priistas María Alemán Muñoz, Héctor Yunes y Enrique Ochoa Reza y los panistas Marcos Aguilar Vega y Raúl Gracia Guzmán.

Denuncia